Plan de Marketing

Marketing Estratégico

RMG > SolucionesMarketing Estratégico > Plan de Marketing


El Plan de Marketing es la herramienta básica de gestión que debe usar toda empresa  para ser competitiva. Su puesta en marcha proporciona a la compañía una visión clara del objetivo final y su nivel de cumplimiento.

El plan de marketing debe ser previo al lanzamiento de un nuevo producto o de la creación de un negocio, este detallará con claridad:

  • Los objetivos que pretendemos con la realización de ese proyecto.
  • Las estrategias que deberemos implementar para conseguir esos objetivos.
  • Las acciones que se realizarán para lograr sacar adelante esas estrategias.
  • Detallará el presupuesto del proyecto.
  • Tiempo que nos llevará.
  • Pasos a seguir en cada situación para conseguir los objetivos.

Todas las empresas deben trabajar bajo un plan de marketing, independientemente del sector en el que operan o de su tamaño, están situadas en un mercado cambiante afectado, entre otras cosas, por el auge de nuevas herramientas tecnológicas, una competencia cada vez mayor en todos los sectores y cambios en los hábitos de consumo de los usuarios. Además, el mundo digital no solo ha venido para quedarse, sino para dominar la cotidianidad de nuestras vidas.

Se ha abierto este un nuevo mundo de posibilidades para las empresas y  que deben trabajar para ser competitivas en el mercado. Buscando esta competitividad, las empresas deben contar con una herramienta básica del marketing, un plan de marketing. Estas deben saber actuar en base a una guía o planificación, que les permita diseñar cuáles son aquellos objetivos que se pretenden conseguir.

Sin embargo, hoy en día, aún siguen siendo muchas las empresas, grandes o pequeñas, que no trabajan con un plan de marketing.

¿Es tu caso?

¿Necesitas un Plan de Marketing? Podemos ayudarte

Uno de nuestros asesores responderá su inquietud lo antes posible.

Cuéntanos tu caso

El plan de marketing es un punto de partida. Gracias a este punto inicial se van a establecer claramente los objetivos que tiene la compañía, tanto cuantitativos como cualitativos. Una vez establecidos los objetivos que se ha marcado la empresa como meta, ésta debe decidir qué tipo de estrategia de marketing, de comunicación, comercial y digital se adapta mejor a las necesidades de la misma.

Algunas de las principales características que define al plan de marketing son la responsabilidad, pues con este plan están en juego los objetivos que cambiarán el rumbo de la compañía, la realidad, pues cada dato es importante para aplicar unas estrategias u otras y planificación, pues se trata de una herramienta que aportará un sinfín de posibilidades a la organización, siempre y cuando se trabaje de manera metódica y organizada.

El plan de marketing debe elaborar y planificar los siguientes aspectos:

  • Descripción del entorno que rodea a la empresa. Competidores, situación económica y tecnológica, legislaciones del mercado, así como las diferentes fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas con las que cuenta la empresa.
  • Gestión. El plan de marketing gestiona y prevé los posibles cambios necesarios para el correcto cumplimiento de unos objetivos marcados previamente por la empresa. Además, permite observar las diferencias entre lo que se ha planificado y lo que posteriormente se está realizando.
  • Organización. Cada empleado es responsable de unas tareas específicas dentro del plan de marketing, por lo que se deben establecer de manera clara y concisa las funciones que deben realizar cada uno de ellos.

El primer paso de un Plan de Marketing es decidir Plan de Marketing elaborado por RMGlas estrategias más adecuadas para la empresa, estas se llevarán a cabo a través de un plan de acción.

Plan de Acción. Esta es la etapa en la que la compañía debe actuar, controlando de forma exhaustiva las diferentes acciones que se están implementando a nivel estratégico. Controlar de manera eficiente estas acciones, permitirá a la empresa estar al tanto de aquellas que se han realizado y cuáles faltan aún por realizar.

Por supuesto, cuando hablamos de un plan de acción es inevitable hablar de presupuestos. Una vez aclarados tus objetivos, las diferentes líneas estratégicas que se van a implementar para conseguirlos, y las acciones que se deben llevar a cabo, es hora de presupuestarlo.

Presupuesto: Lo ideal es llevar este punto de una manera real, responsable y eficiente, pues nos permitirá comparar el dinero invertido con otros años, averiguando así si la operación no está resultando rentable.

Control de Resultados. Controlar los resultados será de vital importancia para que la organización pueda comprobar si las estrategias definidas y las acciones que se están llevando a cabo están siendo las correctas. Los resultados, sin embargo, deben de realizarse periódicamente en cada una de las etapas anteriores, pues cada una de ellas puede contener errores que deberán ser subsanados para una correcta trayectoria del plan de marketing.

 

Son muchas las empresas que no trabajan con un Plan de Marketing. Normalmente se debe a aquellos directivos que, desde el punto de vista económico, creen que se trata de un proceso largo y costoso para la organización. Además, requiere de un departamento de marketing y de un buen equipo humano, algo que no todas las empresas tienen.

Nada más lejos de la realidad, estos hechos son ciertos. Y es que cualquier plan de marketing que se quiera realizar correctamente llevará tiempo y esfuerzo. Su importancia obliga a la empresa a llevar un exhaustivo análisis de cualquier factor que pueda incidir, tanto de manera positiva como negativa, en el correcto devenir de los objetivos planteados.

 

Beneficios de trabajar con un Plan de Marketing

  •  Se obtiene un conocimiento real de la situación.
  •  Obliga a realizar por escrito un programa de acción.
  •  Se cuenta con un histórico de la compañía.
  •  Se realiza una expansión controlada.
  •  Se establecen mecanismos de control.
  •  Se sustituye el “olfatímetro” por un análisis real.